8 pensamientos en “La generación del 27. La luz y la palabra

  1. Roman Gubern, fue mi profesor en la UAB de la asignatura Historia del Cine…me ha hecho gracia verlo en el documental. Tengo buen recuerdo de sus clases, magistrales…

    • Vaya, vaya … una nueva pincelada en ese cuadro anónimo nombrado Vega … vinos blancos y quizás joven y hermosa estudiante de Historia en Barcelona … queremos saber más?

  2. Ayy sí! Qué maravillosos los años en la universidad…En la facultad de letras de la Autónoma; en Bellaterra. Me licencié en Historia del Arte…
    Guardo muy buenos recuerdos…el césped y el bar, seguro que también se acuerdan de mi…los visitava con frecuencia…Os confieso un secreto…mi amor platónico fué un profesor de Arte Contemporáneo…era tremendamente atractivo…era un madurito e interesante…Me supo mal que dejase la docencia por dirigir un importante museo…su sustituta fué una profesora loca-chiflada geriátrica, que gracias a ella, me aficioné al sonido de las campanas…

  3. En Bellaterra, como yo. También guardo muy buenos recuerdos del césped y el bar.., me acuerdo de ti , en más de una ocasión derramé el café al verte pasar. También guardo muy buenos recuerdos de las saunas, eso seguro que no lo sabías. Las descubrí por casualidad, un día que decidí perderme. Quedaban en un modulo apartado al que no iba nadie. Tampoco lo he explicado nunca, yo iba habitualmente, era mi secreto. Y aunque mis amigos me preguntaban el por qué de que yo siempre llevara una toalla, nunca lo supieron. Que suerte haber tenido a Roman Gubern, como profe y tener como amor platónico a otro profesor. A mí, sólo en el instituto me gustaban un par de profesoras. Y me enamoré de la hija de un profesor. Pero claro, esa es otra historia

  4. Oh my God! Así que eras tú aquel chico de las melenitas y perilla…y que una vez, coincidimos en la sauna de eucalipto que había en el módulo C del campus…Recuerdo que te sentaste enfrente mío…llevabas la toalla anudada a la cintura…y…debajo de ella…no!!!…no llevabas nadaaa!!!! Por cierto, no volvimos a coincidir…¿eras de ciencias o letras?

    • Lo que es la vida. En el módulo C, si, si. El chico de las melenitas y la perilla era yo. No…sólo la toalla, ¿tanto se me notó que me alegraba de verte?, glupsss… Justo antes entró otra joven y yo estaba como siempre, allí relajado, sin toalla. Se fue y me puse la toalla por si volvía a entrar. Y llegastes tú, la que me dejaba embobado cada vez que la veía entrar al bar. La de manchas de café que te debo,… que dejé a deber ,por ti, en la tintorería . No volvimos a coincidir, la patria me reclutó a medio curso. Era de letras.

      • La chica que entró antes que yo en la sauna, era mi amiga, Marina…se quedó muda al verte…me contó que en la sauna estaba el auténtico “David” de Miguel Ángel…y entonces entré yo… pero ¡que gafe que soy! – pensé. Ya te habías cubierto con la toalla…

        • Casiii….por poco. La verdad, es que no esperaba a nadie. Pensaba que era el único que sabía de aquella sauna, que no sé que función tenía en la universidad. No sé. De todos modos el gafe fui yo, porque ya no pude verte más. Echamos la gota aquel día. Menos mal de la ducha fría. Me quedó tu recuerdo, con aroma de eucalipto.

Deja un comentario