3 pensamientos en “Edward Hopper y Debussy

  1. Edward Hopper y la soledad siempre patente en sus cuadros y sus encuadres que tanto ha aprovechado el cine. No nos podemos perder la exposición que se hace en Madrid de sus obras, en el museo Thyssen (12 de junio al 16 de septiembre 2012).

    • Qué maravillosa combinación, parecen hechos el uno para el otro. Cada uno explicando la vida a su manera. Vivir sin poder o sin saber narrarlo es vivir a medias. Hay que contarlo: escribirlo, charlarlo, filmarlo, fotodegradarlo, pintarlo, musicarlo o blogarlo en el gallo de Luca. Pero cuando esas narrativas se sincronizan (o se cuasi sincronizan, se plesiocronizan, que diría mi amigo el gallo segundo) es cuando realmente la vida cobra todo su sentido y surge la magia, como al congregar la pincelada de Edward y la melodía de Claude.

Deja un comentario