9 pensamientos en “Paseo

  1. Pasear es uno de los placeres mas reconfortantes que hay…donde pierdes la noción del tiempo…caminas, te detienes y observas, vuelves a caminar pausadamente, sin prisas… y tu olfato detecta un aroma, te dejas llevar, y ahí está…la paradita ambulante de creps!!! No me puedo resistir y me pido uno de chocolate!!! Ummm!! Esto es un dulce paseo…

  2. De paseo. Como dos conocidos que se cruzan y se saludan con un ligero movimiento ocular, los pies se hartan de conocerse. Las caderas se balancean para hacer más fácil el paso, alargando en el último momento la pisada. El cuerpo, como ausente, sigue con buen ritmo el balancear de los brazos. La mirada, fracasada en el intento inútil de evitar ese formidable trasero, arrastra al paseante sin remedio. Se dejará llevar, …. hasta esa paradita ambulante de creps de chocolate …

  3. Confieso que para mí, de adolescente, los mejores paseos eran bajo la lluvia. Don Jaime, lo sabe muy bien porque en un montón de ocasiones lo dejé solo cuando empezaba a llover. “Te dejo, me tengo que ir, está lloviendo… me toca pasear”, le decía (entonces nos tuteábamos, éramos los mejores amigos, no nos habían separado las mujeres). No hay nada como pasear bajo la lluvia, a ritmo aún más pausado. Todo es más bello, hasta el asfalto seduce con sus reflejos. Y las mujeres son más bellas , bajo el paraguas, con la sorpresa, te miran intensamente, por tu ritmo lento al caminar. Mojado y con la mirada atenta para no perder nada de los placeres de la lluvia, de dejarse llover.

  4. El cielo no amenaza lluvia, así que salgo de casa con mi melena suelta y mis stilettos.
    Ando paso ligero porque llego tarde a la merienda mensual de amigas. Noto una gota fría en mi cara, miro hacia el cielo y me cae otra en el globo ocular. No puede ser…no tengo paraguas!!!
    Acelero el paso, y las gotas se convierten en una cortina de agua!!! Aún me falta cruzar dos calles para llegar al punto de encuentro…Por fin, llego…mojada como un pato, mi pelo encrespado y el rimel corrido!
    Gallo, las mujeres son mas bellas bajo el paraguas, sí, claro, si tienes la suerte de llevarlo…porque sino, la estampa es otra…

    • Ayyyy… Vega. Las mujeres siempre sois más bellas bajo la lluvia, con o sin paraguas. No lo sabéis . Me hubiera gustado verte mojada como un pato y con el rímel corrido, tu melena rizándose y tus stilettos realzando tu figura. Nada como el abrazo a una mujer trémula, por estar empapada en un día de lluvia. Y besar su cuello mojado. Y que siga lloviendo. No lo imagináis. Que llueva!!!

Deja un comentario